Martina y Kahena, veinte años después

REGATISTAS-DEL-AÑO-FEM¡Qué bonito es cuando han pasado 20 años y te encuentras con personas que han marcado tu vida de una manera u otra! Esto, por desgracia, no pasa todos los días, aunque cuando ocurre es como si rejuvenecieras muchos años. También tiene su lado negativo, que es cuando ves las caras de póquer que ponen los más jóvenes cuando intentas darte a conocer.

Durante la entrega de los Premios a los Mejores Regatistas del Año ISAF 2014, que se celebró en el Museo Pueblo Español de Palma, me encontré con mucha gente que hacía tiempo no compartía velada con ellos, pero hubo dos personas a las que tengo mucho que agradecer, y que hacía casi 20 años que no veía. Se trata de Paolo y Andrea, los constructores en los Astilleros Nautivela de mis dos 470 con los que conseguí las medallas de Oro en Barcelona 92 y Atlanta 96. Hablamos largo y tendido recordando muchas cosas y eso me transportó al pasado. ¡Qué grandes años aquellos!

Las mejores chicas del año fueron las brasileñas Martine Grael y Kahena Kunze, que a pesar de su juventud ocupan el primer puesto del ranking mundial. La hija del cinco veces medallista olímpico Torben Grael, y su compañera navegan en la clase 40erFX. Sus rivales fueron Steph Bridge (Gbr.) y Charline Picon (Fra.). Me acerqué a ellas para felicitarlas y les dije que yo había conquistado ese premio hacía 20 años, en 1994 junto a Peter Blake y Robin Knox Johnston y sus caras de sorpresa delataba que no sabían muy bien quien era. Torben se reía y las explicaba que cuando yo conseguí ser mejor regatista del mundo ellas tan solo tenían cuatro años. Al final, posaron encantadas conmigo.

En categoría masculina ganó el australiano James Spithill, patrón del AC 72 “Oracle”, que ganó la Copa América a Nueva Zelanda. Sus rivales fueron Mat Belcher y Will Ryan (Aus.), Peter Burling y Blair Tuke (Nzl.), Bill Hardesty (USA) y Giles Scott (Gbr.), un auténtico arsenal de la vela olímpica mundial.

Fue una ceremonia, como todas las que organiza la ISAF de este tipo, muy entrañable. El marco era perfecto para reconocer los valores de unos deportistas que han destacado durante 2014. La votación no fue fácil, pues los nominados acumulaban muchos méritos, pero lo que salió al final fue satisfactorio para todos.

Leave a Reply

*

captcha *

Listing all pages