El océano nos devolverá el vertido del “Oleg Naydenov”

14291896008450

El pesquero ruso “Oleg Naydenov” se ha hundido a unas 20 millas de Gran Canaria con 1.500 toneladas de fueloil en sus tanques. Estaba ardiendo en puerto y las autoridades decidieron sacarlo al mar porque tenían miedo de que explotara. A toro pasado es muy fácil dar soluciones. ¿Tendrían que haber apagado el fuego en puerto? ¿Hicieron lo correcto al remolcar al pesquero hacia alta mar para intentar apagarlo allí fuera?

Son las dos preguntas que nos hacemos en estos momentos cuando el desastre ecológico ya se ha producido.. “Las mareas se llevan la macha de “chapapote” hacia el océano”, se comentaba ayer en la isla canaria. Sí, ciertamente las corrientes se llevan esa mancha hacia Dios sabe donde del Atlántico, pero no deja de estar ahí, en nuestros mares y, además, todo lo que vertimos al océano, éste nos lo devuelve.

No sé si se valoró la posibilidad, al sacar el pesquero hacia el mar, de que el propio peso del agua que recibía para apagar el fuego podría ser la causante del hundimiento, al escorar el barco con su peso, y si lo hicieron, tampoco sé si se valoró que la presión del agua a más de 2000 metros de profundidad revienta los tanques y deja libre el fluido tóxico. Mucha responsabilidad a la hora de decidir para tan poco experto en la materia.

¿No sería más efectivo mantener el barco en puerto y apagar el incendio allí con muchos más recursos? En caso de que hubiera un vertido, éste sería controlado y se podrían barajar muchas más soluciones que las que existen si el barco vierte en medio del océano. Una vez apagado el incendio, se hubiera procedido al vaciado de los tanques y se hubiera evitado el desastre ecológico.

La zona del hundimiento está protegida por la Unión Europea a través de la red Natura 2000 porque es un lugar de paso de cetáceos y tortugas marinas, por eso el desastre medioambiental que puede producir el hundimiento del “Oleg Naydenov” puede ser incalculable y podría durar años.

Según leo por ahí, el barco ruso se ha dedicado a sobreexplotar los caladeros africanos esquilmando zonas en las que está prohibido pescar. Es más, Senegal ha denunciado al “Oleg Naydenov” en varias ocasiones y nadie ha hecho nada. El pesquero se encuentra a 2.400 metros de profundidad en un área en donde las corrientes profundas podrían llevar el vertido, en caso de que explotaran los tanques, hacia el sur de Tenerife, el de La Gomera y el de El Hierro y, en cualquier caso, ese vertido tardaría años en desaparecer el océano.

Después del “Prestige”, el “Oleg Naydenov” y seguimos sin aprender.

Leave a Reply

*

captcha *

Listing all pages